Llorar para ser llorado

0

El aire es gelatinoso y espeso. Cada vez me cuesta más respirar, sacando fuerzas de lo más profundo de mi pecho. La gravedad es más potente, todo es más pesado. Noto la carga de las paredes sobre mis espaldas. No puedo correr, no puedo quedarme quieto. Me duele algo de mi ser que ni siquiera sabía que tenía. Pesa, quema, duele. No puedo más, quiero que se acabe. Mis pulmones están inundados del peso de toda esa sórdida atmósfera. Me duele, me pesa, me quema. No veo el cielo. La oscuridad más profunda no logra purgarme. Estoy solo, una vez más. Nací solo y he entregado toda mi vida a morir acompañado. Aun así estoy solo. Solo ante el fuego, ante el dolor, ante la pesadumbre. Solamente me queda llorar solo, sin que nadie pueda oírme. Lloraré hasta formar los océanos y todos sus mares. Duele pero fluye, porque el dolor fluye para ser aliviado. Así se crearán los ríos, ríos de melancolía formados por los océanos de lágrimas.

Pero en verdad no hay melancolía. No hay melancolía porque no lloro. Y no lloro para no llorar solo.

García Vázquez

Blog: Diario de un mundo

Razón: El blog Vuélcate de la UEMC pone a disposición de la comunidad universitaria un espacio para la creatividad literaria mediante la sección Tus pensamientos. Pueden presentarse trabajos de cualquier género literario y temática, siempre y cuando no supere los dos folios.
Temática: Enrique García Vázquez, Llorar para ser llorado, Prosa poética, Sentimientos.
Alumnos: Enrique García Vázquez.
Curso: 2017-2018.
Profesor responsable: Carolina Pascual Pérez (Profesor del Departamento de Ciencias Sociales).

Dejar respuesta

Please enter your comment!

  Acepto la política de privacidad

Please enter your name here